Frescura de un Huevo

Como no siempre disponemos del cartón de huevos para comprobar su frescura a través de la fecha, existe una alternativa que nos puede ayudar a comprobar qué tan fresco es el huevo que vamos a consumir.

La prueba consiste en colocar el huevo con mucho cuidado en una taza de agua. Si el huevo está fresco se hundirá y permanecerá en un plano longitudinal en la parte inferior de la taza.

Cuanto más viejo esté el huevo, más flotará en el agua. Esto se debe a que, a medida que pasa el tiempo, el huevo va perdiendo agua a través de los poros de la cáscara, lo que provoca una disminución de peso y también un aumento de aire en el interior del huevo.

En conclusión si el huevo no toca el culo del vaso mejor no consumir, con los huevos de super o tienda no suele haber problema porque tienen su fecha, pero los que nos dan del pueblo no vienen con fecha y es interesante.

huevos-grafico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: